A un paso de resolver uno de los misterios de la ciencia: la antimateria

CERN
Científicos europeos han informado de la creación y captura de átomos de antihidrógeno en una nueva trampa magnética que según dijeron los pone en camino de resolver uno de los mayores misterios de la ciencia: la composición de la antimateria.

La antimateria tiene un gran interés fuera de la comunidad científica internacional porque a menudo ha sido citada como una potencial fuente de energía ilimitada y casi gratuita. El anuncio del centro de investigación de partículas europeo, CERN, se produjo tres semanas después de que otro de los tres equipos que trabajan separadamente en el tema dijera que había creado y atrapado los evasivos átomos por primera vez.

"Con estos métodos alternativos para producir y finalmente estudiar el antihidrógeno, la antimateria no podrá seguir escondiendo sus propiedades durante mucho más tiempo", dijo Yasunori Yamazaki, del equipo que logró el último avance. Los científicos creen que, tras la explosión del Big Bang, hace 13.700 millones de años, apareció la misma cantidad de antimateria o materia neutral que de materia convencional, la sustancia de todo lo visible en el universo, incluyendo la vida en la tierra.

Tema recurrente en la ciencia ficción, la antimateria fue descubierta recién por el físico estadounidense David Anderson en 1932.

Al momento del último anuncio, los ingenieros del CERN estaban cerrando el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por su sigla en inglés), el mayor acelerador de partículas del mundo, para un receso de dos meses luego de ocho meses de avances científicos en la investigación sobre los orígenes del universo.

El director general del centro, Rolf Heuer, dijo a Reuters que los nuevos descubrimientos se estaban dando con tanta velocidad que probablemente la fase inicial de las operaciones del LHC se extiendan hasta fines del 2012, un año más de lo previsto.

EUROPA PRESS
Leer más!

Karakum o el enigma de las 4.000 tumbas

Víctor Sarianidi, en Gonur-Depé.- KIRILL SAMURSKIY
La civilización de Margush, precursora del zoroastrismo, desapareció hace más de 3.000 años en el corazón de Asia Central. Pero en Gonur-Depé (la Colina Gris) un laberinto de pasadizos, ruinas de templos, palacios y salas de sacrificios, recuerdan su esplendor gracias al esfuerzo del legendario arqueólogo Víctor Sarianidi. EL PAÍS le visitó en el desierto. Esta es su historia.

Bajo un toldo que le protege del sol todavía abrasador, el arqueólogo Víctor Sarianidi, de 81 años, sigue las idas y venidas de los miembros de su expedición, que se disponen a cerrar el campamento de otoño en el desierto de Karakum, en el corazón de Asia Central. Frente a este hombre, cuyos blancos cabellos contrastan con su rostro tostado, se extiende Gonur-Depé (la Colina Gris en turcomano). En la edad del Bronce, estas ruinas fueron la ciudad más importante de Margush, un país conocido como Margiana por los griegos y mencionado en las antiguas inscripciones persas y en el Avesta, el libro sagrado de los seguidores de Zoroastro.

Un laberinto de pasadizos en la arena se pierde entre las dunas ocres y los espinos resecos. Delimitados por muros derruidos se suceden los recintos rectangulares, restos de templos, palacios, salas de sacrificios, necrópolis y aposentos de una comunidad que, en opinión del arqueólogo, fue urbana y estratificada socialmente.

Margush apareció entre los años 2250 y 2300 antes de Cristo en las riberas del río Murgab, y desapareció cerca de mil años más tarde. Sus fundadores llegaron desde la actual Siria, tal vez huyendo de la sequía, y se establecieron en los oasis próximos al Murgab. Cuando el río se desplazó, se fueron como habían llegado. El Murgab fluye hoy a un centenar de kilómetros por la ciudad de Marí, la segunda de Turkmenistán, cercana a la antigua Merv, en la ruta de la seda y de las expediciones de Alejandro Magno. Sarianidi comenzó a excavar aquí en 1972 en una expedición de la Academia de Ciencias de la URSS. Sigue viniendo regularmente, excepto en verano, cuando las temperaturas de 50º imposibilitan el trabajo. En cada expedición desentierra estatuas, cerámicas, joyas y vasijas de oro y de plata, arpones, sables, cuchillos y ruedas de bronce, esqueletos humanos, de caballos, asnos, corderos y perros.

Con los objetos se multiplican las preguntas. ¿Quiénes eran los habitantes de Margush? Sarianidi cree que fueron precursores de las doctrinas de Zoroastro (difundidas seis siglos antes de Cristo), pero esta hipótesis es la parte más polémica en el reconocido trabajo de un hombre que ha sacrificado toda su vida al desierto.

PILAR BONET | Artículo completo en ELPAIS.com
Leer más!

Enigmas y Misterios en el móvil gracias a Mippin Mobilizer

Mippin feed validation KEY=68ca1fe7
Enigmas y Misterios está disponible para ser visitada desde el móvil gracias a Mippin que con su servicio Mobilizer transforma una web o un blog en pocos minutos haciendo que sea accesible desde el móvil e independientemente del sistema operativo.

Desde hoy podéis visitar Enigmas y Misterios también desde vuestro teléfono móvil o celular en el siguiente enlace: Enigmas y Misterios.

Si buscáis en Marquet la aplicacion Buzz Desk podéis descargarla y desde esta aplicación tendréis siempre a mano Enigmas y Misterios y muchas otras noticias.

Leer más!

En Marte podría haber "restos de vida"

Detalle del área Nili Fossae en Marte. NASAUn equipo de científicos en Estados Unidos identificó rocas que, dicen, podrían contener evidencia de vida en el planeta rojo. Los investigadores llevaron a cabo el hallazgo en una región de Marte conocida como Nili Fossae.

Según los científicos, esta zona marciana es un "vivo retrato" de una región en Australia donde ha quedado enterrada y conservada evidencia de la vida más antigua de la Tierra.

El estudio, publicado en Earth and Planetary Sciencie Letters, afirma que se trata de fósiles de 4.000 millones de años de antigüedad.

Pero los científicos subrayan que necesitan analizar esa región de Marte mucho más detalladamente para saber si realmente se trata de signos de vida o de alguna característica formada por procesos geológicos.

El Nili Fossae es una fractura en la superficie de Marte que ha intrigado a los científicos desde 2008 cuando fueron descubiertas rocas que contenían minerales de carbonato.

Cuando un ser vivo es enterrado se convierte casi siempre en carbonato. Así que ese hallazgo fue el primer signo claro de que podría existir vida en Marte.

Ahora, un equipo del Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, o SETI, en California, comparó esas rocas marcianas con las de la región de Pilbara en Australia Occidental.

Los científicos creen que los mismos procesos "hidrotérmicos" que preservaron los marcadores de vida en esa región de la Tierra pudieron haber ocurrido en la región de Nili Fossae en Marte.

"En la región de Pilbara se ha conservado la evidencia más antigua de vida en la Tierra" dijo a la BBC el doctor Adrian Brown, quien dirigió la investigación.

"Y cuando localizamos carbonato en Marte, esto nos dio un buen indicio de que la región de Pilbara era un vivo retrato de Nili Fossae y que allí deberíamos buscar indicios de vida primitiva en ese planeta".

Los minerales de carbonato de Pilbara, como carbonato de calcio, surgen de restos fosilizados de conchas o huesos y ofrecen una forma para investigar las primeras formas de vida que existieron en la Tierra.

Ahora los científicos utilizaron un instrumento en la sonda de reconocimiento de Marte (MRO) de la NASA, que utiliza luz infrarroja para analizar las rocas de Nili Fossae.

Posteriormente usaron la misma técnica para estudiar las rocas de la región de Pilbara.

"Pilbara es una región muy fría" explica el doctor Brown.

"Es una parte de la Tierra que ha logrado mantenerse en la superficie durante unos 3.500 millones de años, casi el 75% del tiempo que ha existido la Tierra".

"Esto nos da una oportunidad de mirar lo que ha ocurrido en la Tierra desde sus primeras etapas", agrega.

Los investigadores descubrieron que las rocas de Nili Fossae son muy similares a las rocas de Pilbara, en términos de los minerales que contienen.

Y creen que esto es un indicio de que en Nili Fossae podría haber restos de vida primitiva.

El equipo esperaba poder estudiar más de cerca esas rocas.

Existía la posibilidad de que la próxima misión de la NASA a Marte, que será lanzada el próximo año, visitara Nili Fossae y desenterrara esa potencial evidencia de vida.

Sin embargo, la agencia estadounidense recientemente expresó que ese sitio rocoso y antiguo era muy peligroso para colocar a su sonda exploradora.

El vehículo, llamado Laboratorio de Ciencia de Marte, será el último que llegue al planeta rojo hasta 2018 y los científicos esperan ansiosos el anuncio de la NASA sobre el lugar donde será ubicado.

Para los científicos del SETI, quizás será la última oportunidad para poder resolver el misterio de si existe o no vida en el planeta rojo.

BBC Ciencia
Leer más!

Misterioso colapso de la atmósfera superior de la Tierra

Las capas de la atmósfera superior de la Tierra. Crédito de la imagen: John Emmert/NRLInvestigadores, financiados por la NASA, están monitorizando un evento importante en la atmósfera de nuestro planeta. A gran altitud sobre la superficie de la Tierra, en el sitio donde la atmósfera se encuentra con el espacio, una capa de gas enrarecido, llamada "termósfera", colapsó recientemente y está ahora rebotando nuevamente.

"Esta es la contracción más pronunciada de la termósfera en, al menos, 43 años", dice John Emmert, del Laboratorio de Investigación Naval, quien es el autor principal de un artículo que anunció el hallazgo, en la edición del 19 de junio de Geophysical Research Letters (GRL o Cartas de Investigación en Geofísica, en idioma en español). "Esto constituye un récord de la Era Espacial".

El colapso ocurrió durante el profundo mínimo solar que tuvo lugar en 2008–2009 (un hecho que por sí solo no sorprende a los científicos). La termósfera siempre se enfría y se contrae cuando hay poca actividad solar. En esta ocasión, sin embargo, la magnitud del colapso fue de dos a tres veces mayor de lo que podría atribuirse a la baja actividad solar.

"Está ocurriendo algo que no entendemos", dice Emmert.

El rango de altura de la termósfera varía desde los 90 km hasta más allá de los 600 km. Es el dominio de los meteoros, de las auroras y de los satélites que pqsan rozando la termósfera en su recorrido alrededor de la Tierra. También es donde la radiación solar hace el primer contacto con nuestro planeta. La termósfera intercepta los fotones del ultravioleta extremo (UVE) del Sol antes de que alcancen el suelo. Cuando la actividad solar es alta, el UVE solar calienta la termósfera, causando de ese modo que se infle como un malvavisco sostenido sobre una fogata. (Este calentamiento puede hacer que las temperaturas suban hasta los 1400 K —de allí el nombre termósfera.) Cuando la actividad solar es baja, ocurre lo opuesto.

Recientemente, la actividad solar ha sido muy baja. En 2008 y 2009, el Sol se adentró en un mínimo solar como los que ocurren solamente una vez cada siglo. Se presentaron pocas manchas solares, casi no se produjeron erupciones solares y la radiación UVE del Sol estuvo en un nivel muy bajo. Los investigadores inmediatamente dirigieron su atención a la termósfera para ver qué ocurriría.

¿Cómo se puede saber qué está ocurriendo en la termósfera?

Emmert emplea una ténica ingeniosa. Debido a que los satélites experimentan arrastre aerodinámico cuando se mueven a través de la termósfera, es posible monitorizar las condiciones que allí imperan observando el decaimiento orbital de los satélites. Él analizó las tasas de decaimiento de más de 5.000 satélites en un rango de altitudes desde los 200 hasta los 600 km y en un período de tiempo que cubre desde 1967 hasta 2010. Esto proporcionó una muestra única, en tiempo y espacio, de la densidad, de la temperatura y de la presión termosféricas, la cual abarca casi toda la Era Espacial. De esta manera, el científico descubrió que el colapso termosférico que tuvo lugar en 2008–2009 fue no solamente más pronunciado de lo que se esperaba, sino también más grande de lo que la actividad solar puede explicar.

Una explicación posible es la presencia de dióxido de carbono (CO2).

Cuando el dióxido de carbono alcanza la termósfera, funciona como un refrigerante, extrayendo calor a través de la radiación infrarroja. Bien se sabe que los niveles de CO2 de la atmósfera terrestre han aumentando recientemente. El CO2 adicional en la termósfera pudo haber incrementado el enfriamiento causado por el mínimo solar.

"Pero los cálculos no concuerdan del todo", dice Emmert. "Incluso si se toma en cuenta el CO2 usando nuestro conocimiento más avanzado acerca de cómo funciona como refrigerante, no podemos explicar completamente el colapso de la termósfera".

Según Emmert y sus colegas, el bajo nivel de UVE solar explica el 30% del colapso. El CO2 adicional explica otro 10%. Esto hace que quede hasta un 60% del tema sin explicación alguna por el momento.

Ciencia@NASA
Leer más!

Misterios de la Gran Mancha Roja de Júpiter

Misterios de la Gran Mancha Roja de JúpiterImágenes detectadas por el Gran Telescopio en Chile revelan detalles de la Gran Mancha Roja de Júpiter, que muestran regiones nunca antes vistas de ese enorme huracán, reveló un informe publicado hoy por la revista Icarus.

Según dijo el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, las imágenes indican que su color se debe a un núcleo cálido en lo que es un sistema extremadamente frío.

También muestran franjas oscuras en los límites de la tormenta donde los gases descienden hasta las regiones más profundas del planeta.

"Esta es la primera y más detallada mirada que hemos podido dar al sistema de tormentas más grande de todo el sistema solar", indicó Glenn Orton, científico de JPL y uno de los autores del informe.

"Pensábamos que la Gran Mancha Roja era de forma ovoide sin una gran estructura. Pero estos resultados muestran que, en efecto, es muy compleja", añadió.

La Gran Mancha Roja, desde el siglo XIX uno de los grandes misterios de la astronomía, es una región fría de Júpiter en las que temperaturas medias son de -160 grados centígrados y tan grande que dentro de ella podrían caber tres planetas similares a la Tierra.

La mayor parte de las imágenes termales fueron captadas por el instrumento VISIR del Gran Telescopio del Observatorio Austral Europeo (ESO) en Chile, a las cuales se sumaron datos proporcionados por el Telescopio Gemini, también en Chile, y el telescopio Subaru en Hawai.

VISIR permitió que los astrónomos hicieran un mapa de las temperaturas, de los aerosoles y el amoníaco existente tanto dentro como alrededor de la tormenta.

El informe añadió que las observaciones revelan que la tormenta es increíblemente estable pese a las turbulencias, alteraciones y choques con otros frente anticiclónicos en los límites del sistema.

Según el astrónomo Leigh Fletcher, autor principal del informe, "lo más sorprendente fue que la parte central de un intenso color rojizo anaranjado mostró que su temperatura es de 3 a 4 grados superior al ambiente que le rodea.

Eso no parecería ser mucho pero es suficiente para producir vientos anticiclónicos, añadió.

"Esta es la primera vez que podemos decir que existe una estrecha relación entre las condiciones ambientales -temperatura, vientos, presión y composición- y el color de la Gran Mancha Roja", señaló Fletcher.

"Podemos especular, pero no sabemos cuáles son las sustancias químicas o los procesos que crean el color rojo. Pero sí sabemos que está vinculado a los cambios ambientales en el centro de la tormenta", agregó.

EFE
Leer más!

El núcleo de Titán plantea nuevos enigmas

El núcleo de Titán plantea nuevos enigmas El núcleo de la luna de Saturno Titán continúa planteando enigmas a los científicos, según sugiere un estudio de la Universidad La Sapienza en Roma (Italia) que se publica en la revista 'Science'.

Las medidas tomadas por la misión Cassini-Huygens indican que el interior de la luna Titán de Saturno era demasiado frío para que la mezcla primordial de hielo y roca se fundiera y separara.

Titán ha sido centro de atención recientemente por la diversidad de paisajes helados de su superficie, incluyendo ramificaciones de cauces de ríos y lagos polares, pero se conoce poco sobre su interior, algo que reserva importantes indicios sobre su evolución.

Los científicos, dirigidos por Luciano Iess, analizaron datos de gravedad y su estructura profunda interior. Sus resultados sugieren que Titán es un cuerpo parcialmente diferenciado, dividido en capas, con un núcleo en el que existe una mezcla de hielo y rocas o minerales de silicatos que portan agua.

EUROPA PRESS
Leer más!

El misterio de las 18 momias

Una de las momias que se presentan en la exposición del Museo de Arqueología de Cataluña.- PROYECTO MONTHEMHATEn el interior de una de las 18 momias se encontró un esqueleto de rata. Otras evidenciaban haber sido mordisquedas por roedores en la nariz o en las nalgas. En otra hicieron su nido las avispas. La número 2 mostraba en la mano izquierda la enfermedad (o contractura) de Dupuytren, que deja los dedos fijos, y hongos en las uñas de los pies (onicomicosis). La 6 estaba totalmente cubierta de sal natrón, que le daba un bonito aspecto azulado. La 8 y la 17 lucían pulseras. y esta última acaso un escarabajo en el pecho.La 9 conservaba pelos del bigote y la barba de color pelirrojo. La 11 parecía llevar bufanda. La 10 tenía ¡dos mandíbulas! (una, lógicamente, intrusiva). La 16 carece de cabeza (tranquilos: fue arrancada póstumamente), pero disfruta de un amuleto del tipo nudo de Isis...

Son algunos de los resultados del análisis de un extraordinario grupo de momias, 18 cuerpos embalsamados que aparecieron reunidos en un almacén en la necrópolis nobiliaria de El-Asasif, en Luxor, y de cuya investigación se ha ocupado un grupo de antropólogos la mayoría de los cuales son catalanes. El estudio, ilustrado con fotos asombrosas, de cuerpo entero, se presenta en una exposición, muy didáctica con los aspectos de la momificación, en la sede barcelonesa del Museo de Arqueología de Cataluña (MAC) hasta el 5 de septiembre.

"Trabajamos en la tumba de Monthemhat, donde hemos investigado centenares de restos humanos, y cada vez que aparecen momias en la zona nos avisan", explicó el médico paleopatólogo Joaquim Baxarias, que ayer dio una charla en el museo. "Éstas habían sido guardadas y olvidadas en el almacén 4 de la Casa Americana y se sospechaba que pudieran proceder de nuestra tumba, pero no se conserva ningunainformación sobre ellas. Hemos descubierto que son 12 mujeres y 6 hombres, de dos generaciones, unade época del reinado de Pianji, en el siglo VIII antes de Cristo (Tercer Período Intermedio, Dinastía XXV nubio-cushita, los denominados faraones negros); que se trata de nobles, con cargos importantes, alguno incluso sacerdote de Amón. Pero, curiosamente, sus momificaciones no siguen los patrones habituales en la clase alta: sólo una presenta evisceración y dos extracción de cerebro".

Las momias han sido observadas sin tocar los envoltorios que conservaban y sin trasladarlas, mediante un aparato de radiología digital portátil. La patología más abundante que presentan es artrosis, padecida por algo menos del 20% del grupo (en las clases trabajadoras egipcias era muy superior). A una momia a la que se le arrancó el pecho, destaca Baxarias, se le puede ver excepcionalmente el corazón momificado, que debía conservarse in situ. El estudioso recalcó que todas las momias han sido tratadas respetuosamente en el examen, actitud que desgraciadamente no han mantenido antes los insectos, los ratones ni el tiempo.

JACINTO ANTÓN | ELPAIS.com
Leer más!

En busca de la inteligencia

En busca de la inteligencia. Foto: Jan Gläscher | CaltechEs uno de los grandes enigmas de la psicología y el origen de un controvertido debate sin solución hasta la fecha. ¿Dónde reside la inteligencia, cuántos tipos existen, cómo se debe medir? Preguntas que continúan sin respuesta pero que están más cerca de hallar una solución gracias a un trabajo, con colaboración española, publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'. Sus autores han elaborado un mapa de las estructuras cerebrales que contribuyen a la inteligencia general.

"Podría haber resultado que la inteligencia general no depende de áreas cerebrales específicas sino que tiene que ver con cómo el cerebro funciona en su totalidad", señala Ralph Adolphs, profesor de Psicología, Neurociencia y Biología del Instituto de Tecnología de California (CALTECH), en EEUU. "Pero eso no es lo que hemos visto", añade.

Dentro de la psicología, existen dos teorías principales acerca de la naturaleza de la inteligencia. Una defiende la existencia de una inteligencia general o 'factor g', que está apoyada en el hecho de que una persona suele tener resultados parecidos en las distintas habilidades aceptadas como parte de este intelecto (memoria, visión espacial, aritmética, etc.). La otra cree en la existencia de varias inteligencias, aunque no existe consenso acerca de cuántas.

Adolphs y sus colaboradores de las universidades de Iowa, California del Sur y la Autónoma de Madrid se inclinan más por la primera hipótesis. "La idea básica que subyace [al concepto de inteligencia general] es indiscutible: de media, las puntuaciones obtenidas por una persona en distintos tests suelen correlacionarse. Algunos tienen generalmente resultados altos y otros bajos. Así que es una cuestión obvia preguntarse si esta habilidad general depende de regiones cerebrales específicas", añade el autor.

Según sus hallazgos, sí. Este equipo ha logrado elaborar un mapa cerebral de la inteligencia gracias al estudio de 241 individuos que padecían lesiones en regiones concretas del órgano gris. Todos ellos realizaron una batería de pruebas cognitivas, de las que se emplean habitualmente para medir el intelecto.

Gracias a este experimento, que es la primera vez que se realiza, "hemos podido ver, punto por punto, cómo afecta cada lesión a la inteligencia general", explica a ELMUNDO.es Roberto Colom, profesor de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid. "El trabajo con personas sanas origina mucha confusión pero trabajar con enfermos es más preciso porque se pueden establecer relaciones causa-efecto".

Mediante esta metodología, averiguaron que el factor g reside en el lóbulo frontal inferior y en el parietal superior del hemisferio izquierdo, aunque "con contribuciones del derecho", indica este investigador. Además, los resultados ponen de manifiesto que la materia blanca es igual de relevante que la gris, ya que "de la eficiencia de las conexiones entre ambos lóbulos depende la inteligencia", añade.

Esto "sugiere que el factor g refleja la habilidad para integrar los procesos verbales, visioespaciales, ejecutivos y de memoria de trabajo por medio de una red de conexiones corticales circunscrita", explica el trabajo. "La clave -resume el autor español- es la integración y esa es la inteligencia". "Existe una habilidad general que se basa en la integración y que en cada persona tiene un grado y ahora sabemos dónde reside", añade.

El siguiente paso, que ya tienen entre manos Colom y sus colegas, consiste en "entrenar gente en una tarea muy exigente desde el punto de vista intelectual. Si nuestros hallazgos son correctos, debería aumentar la materia gris en esas regiones, así como en las conexiones entre ambas".

CRISTINA DE MARTOS | elmundo.es SALUD
Leer más!

Enigmas en la precoz muerte de Tutankamón

Enigmas en la precoz muerte de TutankamónUna enfermedad ósea y la malaria crónica causaron la precoz muerte del famoso faraón egipcio Tutankamón a los 19 años, según sugiere un estudio del Consejo Supremo de Antigüedades en el Cairo (Egipto) que se publica en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA). Los investigadores han utilizado varios métodos científicos, incluyendo ADN de las momias reales, y han identificado también a miembros de la familia real, incluyendo al padre y la madre del gran rey egipcio.

Los investigadores descubrieron una acumulación de malformaciones en la familia de Tutankamón. Se diagnosticaron varias patologías, incluyendo un trastorno óseo denominado enfermedad de Kohler II en Tutankamón, aunque ninguna por si misma causó la muerte.

La evaluación genética de los genes específicos STEVOR, AMA1 o MSP1 del parásito de la malaria 'Plasmodium falciparum' revelaron indicaciones de malaria en 4 momias, incluyendo la de Tutankamón.

Los resultados sugieren necrosis ósea avascular, un trastorno en el que existe un mal suministro sanguíneo a los huesos que lleva al debilitamiento o destrucción de un área ósea, junto con la infección de malaria como la causa más probable de la muerte de Tutankamón.

Los problemas para caminar y la malaria crónica de Tutankamón se apoyan en el descubrimiento de varas y una farmacia para la otra vida en su tumba. Los autores apuntan que una repentina fractura de su pierna, posiblemente por una caída, podría haber dado lugar a una afección letal cuando se produjo una infección por malaria.

UNA MUERTE CONTROVERTIDA

La XVIII dinastía, entre 1550 y 1295 antes de nuestra era, del Reino Nuevo fue una de las más poderosas casas reales del antiguo Egipto e incluyó el reinado de Tutankamón, probablemente el más famoso de los faraones, aunque su mandato fue corto. Murió en el noveno año de su reinado, hacia el 1324 antes de nuestra era, a los 19 años.

Debido a su precoz muerte y a que no dejó herederos se han realizado múltiples especulaciones sobre las enfermedades que podrían haberse dado en su familia, así como sobre la causa de su muerte. Los artefactos descubiertos han mostrado que la realeza de esta época tenía una apariencia en algún sentido feminizada o andrógina.

Esto ha sugerido la presencia de enfermedades como la ginecomastia, un desarrollo excesivo de las mamas en los varones resultado de un desequilibrio hormonal, el síndrome de Marfán y otros. Por otro lado, existen dudas sobre la identificación de varias momias reales de esta época y su relación exacta entre algunos miembros de la familia real.

Los científicos, dirigidos por Zahi Hawas, realizaron un estudio para determinar las relaciones familiares entre 11 momias reales del Reino Nuevo y buscar características patológicas atribuibles a trastornos hereditarios, enfermedades infecciosas y relaciones sanguíneas. También buscaron evidencias sobre la muerte de Tutankamón, cuyas teorías incluyen una herida, septicemia, embolismo de grasa tras una fractura de fémur, asesinato por un golpe en la parte trasera de la cabeza; o envenenamiento.

EL LINAJE DE UN REY

Las momias reales pasaron por detallados estudios antropológicos, radiológicos y genéticos. Además de Tutankamón, se eligieron 10 momias que posiblemente o con seguridad estaban relacionadas de alguna forma con el rey, de las que se conocía la identidad de tres. Además, se incluyó a otros cinco individuos reales de inicios del Reino Nuevo que eran distintos del linaje de Tutankamón. La mayoría de estas 5 momias se utilizaron como un grupo control morfológico y genético. Las huellas genéticas permitieron la construcción de un pedigrí de 5 generaciones del linaje inmediato de Tutankamón.

Los investigadores descubrieron que a varias de las momias anónimas o aquellas con supuestas identidades se les podía asignar una identidad, entre ellas la KV35EL, que es Tiye, madre del faraón Akenatón y abuela de Tutankamón, y la momia KV55, que probablemente es Akenatón, padre de Tutankamón. Este linaje real se apoya en varias características antropológicas únicas compartidas por las dos momias y que el grupo sanguíneo de ambos individuos es idéntico. Los investigadores identificaron la momia KV35YL como probablemente la madre de Tutankamón.

Los investigadores no descubrieron signos de ginecomastia o síndrome de Marfán. Por ello, los autores señalan que la presentación artística particular de las personas en el periodo Amarna se confirmó como un estilo decretado realmente probablemente asociado a las reformas religiosas de Akenatón. Señalan en su artículo que es improbable que Tutankamón o Akenatón en realidad mostraran un físico bizarro o femenino. Es importante señalar que los antiguos reyes egipcios solían tenerse a sí mismos y a sus familiares representados de una forma idealizada.

EUROPA PRESS
Leer más!

¿Por qué la telaraña retiene el agua?

Un nuevo estudio muestra cómo las telarañas retienen el agua y la almacenan en pequeñas gotas. Tras develar el mecanismo, los científicos trabajan en la fabricación de un nuevo material con propiedades similares.

El equipo de investigadores, cuyo trabajo fue publicado por la revista Nature, cree que imitar el tejido de la araña puede ayudarles a desarrollar telas sintéticas "más inteligentes".

Según Victoria Gill, periodista de ciencia de la BBC, estos materiales podrían utilizarse como catalizadores o filtros para extraer sustancias ante determinadas reacciones químicas.

Lei Jiang, de la Academia China de Ciencias en Pekín, quien dirigió la investigación, explicó que lo que lo motivó a realizar el estudio fue que "las brillantes gotas perladas cuelgan de las telarañas por la mañana, durante el rocío".

Lei le explicó a la BBC que esas gotas se unen en los "nudos" de la telaraña. "La seda de la araña puede tener varias decenas de micrómetros de diámetro, mientras que las gotas de agua pueden tener un ancho de miles de micrómetros". Mediante un poderoso microscopio de electrones, los científicos observaron la seda y vieron que ésta se transforma al entrar en contacto con el agua.

Tejido inigualable

Los científicos constataron que la tela modificaba su estructura cuando el agua se condensaba en ciertos puntos para formar gotas que se desplazan a lo largo de la fibra.

La telaraña se compone de fibras extremadamente delgadas, o nanofibras, unidas por conectores. Cuando el aire está húmedo, las nanofibras se encogen mientras que otras se estiran para albergar las gotas.

Randolph Lewis, biólogo molecular de la Universidad de Wyoming, Estados Unidos, y estudioso de las telas de araña, señaló que "lo más interesante del estudio es que el efecto se debe exclusivamente a las fibras".

Lewis destacó que la telaraña tiene propiedades "no igualadas por ningún material hecho por el hombre". "Si pudiéramos descubrir cómo lograr esas propiedades llegaríamos a fabricar un material 'verde', con propiedades mecánicas superiores y una amplia gama de aplicaciones".

Estas fibras podrían servir para capturar el agua que se encuentra en el aire o, en ciertos procedimientos de fabricación industrial, eliminar productos químicos al provocar su condensación a lo largo de la fibra.

BBC Ciencia
Leer más!

La misteriosa muerte de Tycho Brahe

Tycho BraheLos restos del astrónomo renacentista danés Tycho Brahe, que está enterrado en Praga desde su muerte en 1601, serán exhumados para tratar de averiguar la verdadera causa de su muerte, según informó este viernes la prensa local.

El ayuntamiento de la capital checa y el arzobispado de Praga han dado el visto bueno a una petición cursada por el arqueólogo danés Jens Vellev, de la Universidad de Aarhus, señala el diario 'Pravo'.

Veller y un equipo de especialistas checos exhumarán el próximo otoño los restos del científico danés , que se encuentran enterrados en la iglesia de Nuestra Señora de Tyn de Praga.

Brahe (1546-1601) fue uno de los astrónomos más renombrados del comienzo de la Edad Moderna, junto con Galileo Galilei y Johannes Kepler, y contribuyó con ellos a validar la Teoría Heliocéntrica.

Misteriosa muerte

Sus observaciones sobre de la órbita de Marte, realizadas en la corte praguense del Emperador Rodolfo II de Habsburgo, fueron más adelante utilizadas por Kepler para descubrir las dos primeras leyes que llevan su nombre.

La repentina muerte de Brahe el 24 de octubre de 1601 está envuelta hasta hoy en el misterio.

Primero se dijo que había muerto por problemas urinarios pero la primera exhumación de su cuerpo, realizada en 1901, reveló un alto contenido de mercurio en su bigote, atribuido a la experimentación de Brahe con nuevos elixires y que le podría haber causado una intoxicación.

Pero según el reciente trabajo de un historiador danés, se baraja ahora la tesis de que un lejano familiar de astrónomo, el noble Erik Brahe, lo asesinara por orden del rey Kristian IV.

EFE
Leer más!

Creado el primer prión infeccioso sintético

Un operario retira el cadáver de una vaca muerta por encefalopatía. - efeCientíficos de EEUU han conseguido reproducir en el laboratorio el sutil cambio en la forma de una proteína que desencadena enfermedades como el mal de las vacas locas y su versión humana.

Los responsables son los priones, unas proteínas presentes en animales y hombres que normalmente son inofensivas, pero que se convierten en un agente letal e infeccioso cuando cambian de forma. Hasta ahora, era un misterio cómo un prión bueno se convierte en uno malo.

El nuevo estudio, que publica hoy Science, adelanta una hipótesis que aún habrá que confirmar. Indica que un prión saludable se transforma en letal cuando entra en contacto con lípidos (grasas), el componente básico de las membranas que recubren las células.

Se trata de compuestos muy peligrosos, pues las encefalopatías que causan en el ganado y humanos son incurables.

Jiyan Ma, el investigador de la Universidad Estatal de Ohio que dirige el estudio, justifica la necesidad de crear estos compuestos: "Si conseguimos entender cómo se forman los priones nocivos, podremos desarrollar un tratamiento contra ellos". Añade que las instalaciones en las que trabajan están "totalmente aisladas" y que "no hay ninguna posibilidad de que el agente infeccioso salga del laboratorio".

Proteínas subversivas

Los priones causan la encefalopatía bovina espongiforme que comenzó a detectarse en vacas en 1986 y que después saltó al hombre a bordo de carne infectada. En las personas, los priones provocan el mal de Creutzfeldt-Jakob. Cuando las proteínas nocivas entran en el organismo, transforman a las sanas y las vuelven agresivas. Dejan el cerebro lleno de agujeros microscópicos y deterioran sus funciones cognitivas y motoras, provocando la muerte en unos doce meses.

Dado su carácter infeccioso, algunos expertos dudaban de que estas proteínas fueran las causantes de la enfermedad.

Ma, que ha colaborado con investigadores chinos, confirma ahora que los priones son los únicos responsables del mal. Tras producir priones sanos, el equipo de Ma consiguió cambiar su forma añadiéndoles lípidos y cargas eléctricas negativas. Una vez inyectados en ratones, desencadenaron la enfermedad. "Ahora queremos entender este proceso y destruir la capacidad infecciosa de los priones", concluye el investigador.

NUÑO DOMÍNGUEZ | Público.es
Leer más!

El secreto del maquillaje egipcio

Busto de Nefertiti. (Foto: AFP)El llamativo y peculiar maquillaje de ojos que adorna los rostros llegados a nuestros días de la realeza del antiguo Egipto no sólo tenía un papel cosmético. Científicos franceses han descubierto que también era utilizado para prevenir o tratar enfermedades oculares ya que actuaba como desinfectante. Sus hallazgos se publican en el número de enero de la revista 'Analytical Chemistry'.

Los químicos Christian Amatore, Philippe Walter y sus colaboradores del Centro Nacional de Investigación Científica galo (CNRS) han demostrado que hace miles de años los antiguos egipcios usaban sustancias basadas en mineral de plomo como cosméticos, incluido un ingrediente del maquillaje negro para los ojos.

Algunos egipcios pensaban que este maquillaje jugaba una función mágica, en la que los antiguos dioses Horus y Ra protegían a quienes los lucían contra varias enfermedades, pero, hasta el momento, la ciencia no les había dado la razón.

En una investigación previa, los científicos analizaron 52 muestras de maquillaje del antiguo Egipto guardadas en el Museo del Louvre de Paris e identificaron cuatro sustancias diferentes basadas en plomo. Avanzando un paso más en la investigación, estos autores han demostrado ahora que esas sustancias disparaban la producción de óxido nítrico en un 240% en células de piel cultivadas.

Los científicos indican que el óxido nítrico es una agente señalizador clave en el cuerpo humano. Sus funciones incluyen el refuerzo del sistema inmune para luchar contra la enfermedad. Su papel podría ser importante para hacer frente a las infecciones oculares que, en áreas tropicales como la zona del Nilo, pueden ser un serio problema.

De esta forma, los egipcios antiguos podrían haber utilizado de forma deliberada esos cosméticos para ayudar a prevenir o tratar enfermedades de los ojos, según sugieren los investigadores, que explican que dos de los compuestos examinados no se producen de forma natural y tuvieron que ser sintetizados por los 'químicos' de la época.

EUROPA PRESS
Leer más!

Las supernovas y el secreto de los rayos gamma

Las supernovas y el secreto de los rayos gammaNuevas observaciones del Telescopio de Gran Alcance Fermi revela que los rayos gamma de alta energía que emanan de los restos de una supernova podrían estar producidos por rayos cósmicos acelerados en la capa externa de la supernova.

El trabajo, que se publica en 'Science Express', la edición digital de la revista 'Science', es el resultado de un estudio internacional coordinado por el Laboratorio de Investigación Naval y la Academia Nacional de Ciencias en Washington (Estados Unidos).

Otras observaciones recientes apoyan la idea de que los rayos son acelerados por las ondas expansivas de la supernova, recibiendo una proporción importante de la energía liberada por su explosión.

Después de analizar las emisiones de alta energía de los restos de la supernova W44, el equipo de astrónomos liderado por Aous Abdo sugiere que la 'firma' emitida se corresponde con un origen de la cubierta de los restos de la supernova. W44 también interactúa con una densa nube de gas molecular, que podría ralentizar la aceleración de rayos.

Las observaciones de W44 podrían ayudar a los científicos a comprender mejor cómo las condiciones ambientales, como la nube molecular, afectan a la evolución de los restos de la supernova y la liberación de los rayos cósmicos al espacio interestelar.

EUROPA PRESS
Leer más!

El origen de la vida sigue siendo un misterio 200 años después de Darwin

EL PRIMER esquema DE DARWIN - En 1837, el naturalista dibujó este árbol de la vidaEl Origen de las especies contiene una pregunta que Darwin no pudo responder. ¿Cómo se formó el primer ser vivo que dio origen a las especies? El biólogo eludió publicar una respuesta, tal vez por falta de pruebas o quizás por sus ideas religiosas. Un siglo y medio después aún no hay pruebas concluyentes, pero sí dos escuelas opuestas. Una señala que la primera forma de vida se originó en la Tierra, cuando el planeta era aún joven. Otros no dudan de que llegó del espacio.

"Es 28 veces más probable que la vida se originase en el espacio", explica Chandra Wickramasinghe. Este astrónomo de la Universidad de Cardiff (Reino Unido) ha defendido durante décadas la teoría de la panspermia. Afirma que el espacio está repleto de vida celular que queda atrapada en el interior de los cometas. Uno de ellos se hizo añicos cuando chocó con la atmósfera de la Tierra hace unos 3.800 millones de años. Aunque la mayoría de las bacterias murieron, una minoría sobrevivió al viaje e inauguró la vida en la Tierra. "La teoría que ahora resulta extraordinaria es la que pretende confinar la vida y su evolución a un único planeta", señala Wickramasinghe en un artículo que será publicado en el International Journal of Astrobiology. Según su visión, la vida es un fenómeno cósmico sustentado en bacterias que flotan en el polvo espacial.

La hipótesis se apoya en estudios que han demostrado que las bacterias pueden soportar condiciones extremas similares a las que vivirían durante un viaje interestelar. También en otros trabajos que han encontrado compuestos orgánicos básicos flotando en el espacio.

Fenómeno constante

Wickramasinghe asegura que la panspermia sigue ocurriendo aún hoy. Hace unos años, su equipo, financiado por la agencia espacial india, encontró bacterias a alturas de hasta 40 kilómetros sobre el suelo cuya presencia se detectó con globos sonda. El estudio ha sido desacreditado por algunos científicos y el propio Wickramasinghe reconoce que algunas dudas de que sus muestras estuvieran contaminadas son difíciles de refutar. Añade que, dada la importancia del descubrimiento, las grandes agencias como la NASA deberían repetirlo cuanto antes.

"Hace unos años, hablar sobre panspermia era suficiente para que los colegas te retiraran el saludo", recuerda el investigador del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid Ricardo Amils. "Hoy en día ya no hay sonrisas cuando se hace esta pregunta", añade. Amils estudia las bacterias que viven en Río Tinto (Huelva). El ambiente en el que habitan es tan extremo que sirve para investigar cómo sería la vida en Marte. Según el experto, la vida es mucho más robusta de lo que se pensaba hace unos años y varios estudios han demostrado que algunos microorganismos son capaces de sobrevivir a un viaje espacial. La única pega es que la panspermia no concluye el debate, sino que lo traslada, pues no explica cómo se formaron esas primeras bacterias que habrían llegado a la Tierra.

Muchos otros expertos creen que la primera chispa de la vida sucedió en la Tierra. Es lo que Darwin sugirió en una carta a su amigo Joseph Dalton Hooker en 1871. Describió en un escueto párrafo una pequeña charca caliente con amoníaco y otros productos químicos entre los que la luz o la electricidad pudieron generar una reacción que diera lugar a las primeras proteínas. Estos compuestos seguirían reaccionando hacia formas más complejas hasta originar una protocélula primitiva.

"Darwin acertó con la charca, pues al contrario que el océano, estos pequeños depósitos pueden secarse y acumular productos químicos, cambiar de temperatura y otros cambios necesarios para que se origine la vida", explica Jack Szostak, investigador de la Universidad de Harvard (EEUU). Su laboratorio es uno de los más adelantados en reproducir las reacciones químicas que dieron lugar a la primera célula, que podría ser muy diferente a las de hoy.

Ya han conseguido ensamblar membranas celulares capaces de crecer y dividirse. También han logrado material genético básico capaz de replicarse, es decir, el motor básico de la evolución. "Esperamos tener una protocélula capaz de reproducirse en unos años", señala Szostak. "Eso explicaría cómo emerge la evolución descrita por Darwin a partir de la química".

Mientras Szostak busca esa receta primigenia, el gurú de la biología sintética Craig Venter persigue el camino opuesto. Consiste en tomar una célula moderna e ir cortando su genoma hasta llegar al mínimo de genes capaces de sustentar la vida.

Nuevas preguntas

Al igual que la panspermia, estas líneas de investigación también llevarán a una nueva pregunta. Nadie podrá asegurar que la célula primitiva creada en un laboratorio es igual que la que surgió en la Tierra hace unos 3.500 millones de años. "Nunca podremos ver con exactitud lo que pasó", lamenta Henderson Cleaves, investigador del Carnegie Institution for Science, en EEUU.

El año pasado, Cleaves resucitó otra famosa teoría sobre el origen de la vida que había caído en desgracia. Se basaba en un experimento con matraces realizado en 1953 por Stanley Miller para probar que un chispazo en el océano primitivo creó los primeros componentes de la vida: los aminoácidos, ladrillos de las proteínas. Miller consiguió aminoácidos, pero su hipótesis sobre la atmósfera primigenia que envolvía a la Tierra era errónea. Más de 50 años después, Cleaves rescató resultados de un segundo experimento de Miller que también había generado los compuestos. En lugar de un antiguo mar, el experimento emulaba las condiciones de un volcán, donde, según los investigadores, podría haber surgido la codiciada primera célula.

Otros volcanes más pequeños que escupen agua desde el fondo del mar son también candidatos para haber aportado la primera forma de vida. En 2000, el barco estadounidense de investigación Atlantis descubrió en medio del Atlántico una forma de chimenea hidrotermal desconocida hasta entonces. Se trataba de torres de carbonato cálcico de más de 50 metros que escupían agua a una temperatura mayor que la del fondo marino. Las investigaciones posteriores en la zona, bautizada como la Ciudad Perdida, mostraron que su interior es un complejo entramado de diminutos receptáculos con un corte similar al de un tejido. Estos pequeños compartimentos hicieron las veces de primeras células, según el científico de la NASA Mike Russell. Los receptáculos permitieron que se concentrasen los compuestos que originaron moléculas complejas y energía hasta llegar al ADN y los genes.

De nuevo, la hipótesis no puede demostrar que eso fue lo que pasó, aunque los científicos no cejan en buscar más respuestas sobre el origen de las especies. "Estoy convencido de que conseguiremos responder la pregunta", comenta Amils. "No creo que nadie pueda precisar cuándo, aunque sí que cada vez está más cerca", concluye.

NUÑO DOMÍNGUEZ | Publico.es
Leer más!
 

Seguidores